Higos secos para subir el ánimo

Como ya empieza la temporada de higos secos en el Valle del Jerte, queremos proponeros una receta de Karlos Arguiñano “Crema de calabacín con higos salteados y palitos de sésamo”. En esta receta nos encontramos una forma diferente de cocinar la verdura, mezclándola con otros alimentos de gran interés nutricional como son los higos secos, las semillas de sésamo, la patata y el bacalao. Feliz viernes y múcho ánimo a todos ;) .

Según los nutricionistas, los higos secos enriquecen el plato en vitaminas, minerales y fibra, siendo un complemento reconstituyente ideal para estos meses de otoño en los cuales tenemos el ánimo un poco bajo. Sin embargo, las personas con sobrepeso, los triglicéridos elevados o diabetes eliminarán los higos secos de la receta por su alto contenido en azúcares y calorías.

Los higos secos se caracterizan por su gran cantidad de fibra siendo muy eficaces para regular el ritmo intestinal y así evitar el estreñimiento y el cáncer de colon al arrastrar sustancias cancerígenas presentes en el intestino. Además, son ricos en hierro, potasio, magnesio y calcio. Los higos secos tienen 3-4 veces más cantidad de calcio que cualquier otra fruta desecada. Por eso, podemos enriquecer el desayuno o la merienda con dos higos secos, que nos mantendrán con energía y buen humor.

Las personas con digestiones difíciles tolerarán mejor las frutas desecadas en forma de compota.

Receta:

Ingredientes

  • Para 6 personas:
  • 2 calabacines
  • 4 puerros
  • 1 cebolleta
  • 1 patata
  • 75 gr. de bacalao ahumado
  • 4 higos secos
  • agua
  • aceite de oliva
  • sal
  • Para los palitos de sésamo:
  • 100 gr. de harina
  • 50 ml. de agua
  • sal
  • 1 cucharada de semillas de sésamo

Elaboración:

Pela y pica la cebolleta y los puerros y rehoga en una cazuela con un chorro de aceite. Pela uno de los calabacines y reserva la piel. Trocea los 2 calabacines (uno con piel y otro sin piel) y añádelos a una cazuela. Pela la patata, cáscala e incorpórala. Incorpora también el bacalao ahumado. Cubre con agua, pon a punto de sal, y cocina todo durante 20 minutos. Tritura con la batidora eléctrica y reserva.

Pica la piel del calabacín en tiras finas (a modo de fideos) y escáldalos durante 1 minuto. Cuela y reserva.

Para los palitos de sésamo, mezcla el agua con la harina, una pizca de sal y el sésamo. Introduce la mezcla en una manga pastelera, corta la punta y vierte pequeñas tiras finas sobre una bandeja de horno cubierta con papel de hornear. Hornea a 200º C (con el horno precalentado) durante 8 minutos. Reserva.

Pica los higos y saltéalos en una sartén con un poquito de aceite. Sirve la crema en un plato, pon encima unos hilos de calabacín y una cucharada de higos salteados en el centro. Acompaña con los palitos de sésamo.

Consejo:

Los higos no se deben lavar ya que su piel se empapa rápidamente; se han de limpiar con un trapo ligeramente humedecido.

Fuente: hogarutil 

Comentarios


Deja tu comentario!

HTML: Usted puede utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>