¡A la rica castaña!

¿A quién no le apetece un cucurucho de castañas asadas?. Con la llegada del otoño las calles se llenan de ese olor tan familiar de castañas asadas, que puestas en un cucurucho te dejan las manos calentitas para un rato. Lo mejor de todo es que ni siquiera engordan como