Tercera ruta del Valle del Jerte con los cerezos en flor

Como este fin de semana van a estar los cerezos preciosos con la floración, hoy os presentamos la tercera y última ruta del Valle del Jerte. Es perfecta para hacerla ahora en primavera, que el campo estará vestido con un precioso manto blanco. Os recomendamos andar por todas estas rutas, recorrer sus caminos a pie para poder disfrutar de toda la belleza que esta tierra nos puede ofrecer. Si queréis ver la primera ruta pinchad aquí y la segunda ruta la podéis ver aquí. Feliz Travesía

A media ladera de la Sierra de Tormantos, en la misma rivera del Jerte se halla la pequeña aldea de Valdastillas, entre la desembocadura de las gargantas de la Marta y la Bonal.

El recorrido se hace hasta encontrar la Garganta de Caozo. La humedad que genera su cascada permite la proliferación de la vegetación. De hecho, el sol durante la mañana no alcanza este lugar.

Recorred toda la comarca del Valle vecino de La Vera hasta llegar a la localidad de Cuacos de Yuste. Esta bella población se caracteriza por su núcleo urbano antiguo, con las muestras típicas de arquitectura popular.

Juan de Austria, conocido como Jeromín, hijo natural del emperador Carlos I pasó su infancia en estos caseríos.

A 2 km de Cuacos de Yuste nos encontramos con el monumento más emblemático de la zona, el Monasterio de Yuste, construido entre los siglos XV y XVI. Aquí es donde se retiró hasta su muerte en 1558.

Nuestra quinta y última ruta nos lleva hasta la ribereña localidad del Jerte, donde visitamos otro maravilloso paraje que nos lleva hasta la garganta de los Papuos. El recorrido nos lleva hasta encontrar el popular salto de agua conocido como el chorro de la Ventera.

Al principio de la ruta entramos en un bosque de galería ribereño, donde se alzan chopos, fresnos, alisos y árboles frutales asilvestrados, que marcan un paisaje muy característico.

Este mosaico vegetal representa un lugar perfecto par muchos tipos de aves, en la que cabe destacar el ruiseñor.

Paralelos al río, el itinerario discurre por una sucesión de bellas pozas y cascadas en el marco de una abundante vegetación que caracteriza la garganta y que hace un precioso lugar para bañarse en verano.

Cada rincón del Valle del Jerte posee un encanto especial. Una época perfecta para hacer esta ruta es en primavera durante la floración del cerezo y en otoño, en la caída de las hojas de los robles y castaños.

La localidad del Jerte situada al lado de la Garganta de los Papuos, tiene un núcleo urbano antiguo muy representativo, donde predomina la arquitectura popular con el uso de piedra y adobe típico de la zona.

Jerte fue señorío de los conde de Oropesa en el Siglo XVII y es uno de los centros de producción de alabastro mejores de Extremadura.

Fuente: videosfos

Comentarios


Deja tu comentario!

HTML: Usted puede utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>