Receta de macarrones con cerdo, verduras y castaña de Karlos Arguiñano

 

Karlos Arguiñano elabora un plato de macarrones con tocino fresco salteado, salsa de tomate casera y puré de castaña y queso partisano. Un plato fácil de hacer, rico y nutritivo para toda la familia. ¡Buen provecho!

Ingredientes (4 personas):

  • 350 gr de macarrones
  • 14 castañas
  • 75 gr de queso parmesano
  • 150 gr de tocino fresco con veta
  • 4 tomates maduros
  • 2 dientes de ajo
  • azúcar
  • albahaca fresca
  • 1 cucharadita de anís en grano
  • aceite de oliva virgen extra
  • sal
  • perejil
valle del verte

Elaboración de la receta de Macarrones con cerdo, verduras y castaña:

Haz una muesca a las castañas y colócalas en la olla a presión con agua. Agrega una pizca de sal y las semillas de anís. Tapa la olla y cuécelas durante 20 minutos a partir de que comience a salir el vapor. Saca, pela y resérvalas.

Pela los dientes de ajo, lamina y dóralos un poco en una sartén con aceite. Pela los tomates, trocéalos y añádelos. Añade una pizca de sal y azúcar. Cocínalos durante 20 minutos. Reserva.

Pon abundante agua a calentar en una cazuela. Sazónala y agrega los macarrones. Cuécelos durante 10 minutos. Escurre.

Corta el tocino en dados y saltea en el wok con un chorrito de aceite. Agrega los macarrones, saltéalos un poco e incorpora la salsa de tomate. Espolvorea con perejil picado.

Pasa las castañas y el queso por el pasapurés y añade. Sirve y espolvorea con albahaca picada.

Información nutricional de la receta de macarrones con cerdo, verduras y castaña

Plato nutritivo y energético recomendado en especial para las personas que realizan grandes esfuerzos físicos y personas con bajo peso.

Las personas con colesterol evitarán el tocino, sustituyéndolo por un embutido más magro como el jamón.

Los macarrones no aportan muchas calorías. Sin embargo, las castañas y el tocino incrementan considerablemente el aporte calórico del plato.

De postre comeremos una fruta y un flan casero.

Pirámide alimentaria:

Valle del jerte

El tomate nos aporta antioxidantes (licopeno, vitamina A, vitamina C y vitamina E), que nos ayudan a prevenir todo tipo de enfermedades potenciando nuestras defensas. Además nos ayuda a frenar el proceso de envejecimiento. El licopeno, pigmento que le da el color rojo, nos protege del cáncer de próstata y de las enfermedades cardiovasculares. El hecho de trocearlo y cocinarlo con el aceite de oliva, favorece la asimilación de esta sustancia (el licopeno) tan beneficiosa para nuestra salud. El tomate también nos aporta fibra que contribuye a regular el tránsito intestinal y los niveles de azúcar y colesterol en sangre. Esta fibra tiene también un gran efecto saciante, de manera que podemos “picotear” tomate entre horas para calmar el hambre y así mantener nuestro peso. Además por su alto contenido en potasio es un alimento con gran efecto diurético y depurativo. El tomate contiene unas sustancias que pueden producir dolor de cabeza en personas susceptibles. Lo incluimos dentro del grupo de las hortalizas en la zona verde de la pirámide.

Los macarrones nos aportan hidratos de carbono que nos dan energía y a la vez nos ayudan a regular nuestro comportamiento alimentario al mantener los niveles adecuados de azúcar en sangre. Apenas tienen grasa, de manera que si los cocinamos con poca grasa y con ingredientes sanos no nos van a engordar. La pasta integral tiene las mismas calorías que la pasta refinada, aunque tiene más fibra que nos ayuda a prevenir el estreñimiento y a regular mejor los niveles de colesterol y de azúcar. Por este motivo es recomendable la presencia de cereales en todas las comidas, por su interés nutricional y por su papel equilibrante en la composición de la dieta.

Las castañas las incluimos dentro de los frutos secos, siendo alimentos de temporada que debemos aprovechar en otoño y son de consumo semanal. Sobre todo la castaña cruda, nos aporta antioxidantes, siendo muy buenas para mejorar el aspecto de la piel y retrasar el proceso de envejecimiento, y para prevenir las enfermedades del corazón. Nos aportan proteínas e hidratos de carbono, de manera que es un alimento recomendado para personas que realizan grandes esfuerzos físicos. Tienen menos grasa que las nueces o las avellanas, de manera que es el fruto seco que menos calorías tiene. La harina que se produce con el almidón de las castañas no tiene gluten de manera que es apta para celíacos.

valle del verte

Consejo de la Doctora Telleria:

La doctora nos recomienda mascar hojas de albahaca cuando tengamos procesos gripales.

Comentarios


Deja tu comentario!

HTML: Usted puede utilizar estas etiquetas: <a href="" title=""> <abbr title=""> <acronym title=""> <b> <blockquote cite=""> <cite> <code> <del datetime=""> <em> <i> <q cite=""> <strike> <strong>